CUBA: Varadero

CUBA: Varadero

Después de un colorido e interesante trayecto desde La Habana, por fin llegamos a Varadero, la ciudad turística de Cuba. Llegamos a nuestro hotel el Barceló Solymar Arenas Blancas que es un hotel todo incluído que es generalmente lo normal en Varadero. Nos quedamos ahí porque yo estaba trabajando el Barceló en México y tenía un descuento. Nunca me había quedado en un todo-incluído antes (por lo menos no de adulta) y me arrepiento un poco de no haber explorado más la ciudad, pero es que las playas son increíbles y hermosas y sólo quieres relajarte y disfrutar la vista, el mar y el solecito.

La playa de nuestro hotel

Relaxing

La vista desde el mar

El hotel también incluía equipos de deporte acuático no motorizados y un día nos montamos en una de esas bicicletas acuáticas y nos dimos una vuelta por el mar caribeño. El agua estaba tan rica y calientita que yo podría vivir ahí por siempre. En la noche la cena buffet tenía un tema diferente cada noche y la primera noche que estuvimos ahí era comida mexicana. Me sentí como en casa.

También podías reservar en unos de los restaurantes a la carta, dependiendo de cuantas noches estabas hospedado. Una de las noches visitamos uno de ellos y me comí una deliciosa langosta. Ahora bien, si te quedas más de 4 noches en un hotel todo incluido, es probable que la comida te aburra y quieras algo diferente. No sé si aplique en todos los hoteles, pero nosotros si decidimos cenar fuera 2 veces.

Cena en la ciudad.

Nuestro bello taxi en Varaderp

Un día también decidimos ir a una isla cercana que se llama Cayo Blanco en catamarán.

Catamaran

Hicimos una parada rápida para darle un besito a un delfín.

Y por fin llegamos a Cayo Blanco, a la arena más blanca y el agua más turquesa que yo había visto. Está tan bonito, si pueden deberían visitar (o quedarse!) en uno de los muchos “Cayos” que hay en Cuba. Definitivamente lo haré la próxima vez que vaya.

A la hora de la comida, pasaron al rededor de 6 o 7 delfines en frente de nosotros, brincando y presumiendo, y haciendo nuestro día aún mejor.

Una de las cosas que la cámara no captura y que ojalá lo hiciera es el ambiente. Este viaje hizo que quisiera bailar en todos lados a los que íbamos. Tienen la música más alegre en todos lados, aquí fue donde escuché por primera vez Gente de Zona y Osmani García y más, antes de que se hicieran populares, lo que es genial porque cada vez que los escucho en algún otro lugar del mundo me lleva de regreso a este maravilloso viaje y país. No les encanta cuando eso pasa?

Había una cosa que TENÍA que hacer antes de dejar Cuba, y eso es bucear. Mi novio es buzo avanzado y realmente quería que experimentara lo que es bucear. El sabe que amo a todos los animales y diferentes experiencias y pensó que me encantaría bucear.

El hotel tenía una oficina de buceo, y podías empezar tus lecciones en la piscina del hotel. Esta vez, decidí hacer un “Discovery Dive” que significa que en un día aprendes todo lo que puedes en la piscina y al día siguiente te sumerges y buceas de verdad, con la ayuda del instructor. Ósea que no te certificas como buzo, pero puedes intentarlo una vez y ver si esto de la buceada te gusta y es para ti.

Dios mio, fue ASOMBROSO! Qué experiencia. Me sentí totalmente calmada y en mi “elemento”. El instructor (que por cierto fue fenomenal) estaba muy sorprendido de lo bien que lo hice. Claro que mi flotabilidad fue pésima pero en general todo fue muy fácil y lo disfruté mucho. Incluso vimos un caballito de mar! que al parecer son muy difíciles de encontrar. El instructor me dijo que significaba buena suerte y que empecé con el pie derecho mi camino de buza.

Hello little one!

Y con esa experiencia dejamos Cuba. Me dejó un sentimiento muy bonito en mi corazón. Me gustaría que todas las personas del mundo pudieran experimentar este mágico país que es tan diferente al resto del mundo. Los cubanos son las personas más amigables, sonriendo todo el tiempo. La comida no es la mejor, honestamente (o tal vez visité los lugares equivocados?) pero siempre puedes tomarte un mojito o dos y olvidarte del resto. Las playas son hermosas, la música te mantendrá feliz a cada segundo. Tal vez incluso ignores lo caro que es el Wi-Fi (si es que hay). Yo en lo personal, prometo volver en un futuro no muy lejano <3

Follow:
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *