Primavera en Suecia

Primavera en Suecia

Después de un invierno muy duro, llegó la primavera… más o menos. No les voy a escribir un post acerca del invierno porque realmente no hago NADA. El invierno para mi empieza cuando necesito sacar del sótano mi chamarra gruesa que utilizo cuando el termómetro me marca temperaturas menores de 5 grados centígrados. Y eso, generalmente, sucede desde Noviembre. Este año me perdí tres semanas de invierno en diciembre, pues visité a mi familia en México, pero al regresar a Suecia ahí estaba esperandome, el invierno. En Malmö no neva mucho, lo que hace que el invierno ni siquiera sea un poco divertido. Sólo cae un poco de aguanieve, se derrite durante el día, haciendo lodo por todos lados, y durante la noche se congela en el suelo, y al despertar te encuentras con que toda la ciudad es una gran pista de hielo, suena divertido, pero no lo es. El único día que recuerdo que nevó este año fue en Febrero y después de todos los días oscuros y piel reseca, y lluvia y aguanieve decidí que ese día iba a unirme al enemigo y salir a jugar en la nieve. No estuvo del todo mal.

Y después sin realmente darte cuenta comienzas a notar ciertas señales de que la primavera está por llegar. Los días comienzan a durar más, las temperaturas ya no han estado bajo cero por un par de días, a veces te da calor andar en bicicleta con una chamarra tan grande! Y así un día, andando en bici reconocí mi primera señal: unas flores comenzando a florecer y fui muy feliz!

El cambio de temperatura influye muchísimo en el humor de los suecos también, todos parecen salir de su estado de hibernación con una gran sonrisa en su rostro. Ves a muchas personas calentandose bajo el sol, incluso comiendo helados. Los muchos cafés de esta ciudad se llenan y comienzan a sacar sus mesas al sol.

 

Hay días muy soleados, en los que NECESITAS salir y disfrutarlos por que es probable que al siguiente día comience a llover y a estar frío otra vez.

Durante esos días soleados yo aprovecho para salir y tomar fotos de mis rincones favoritos de la ciudad.

 

 

Este año incluso compré una canasta muy primaveral/veraniega para mi bicicleta para estar muy ah doc con el clima.

Mi parte favorita de la primavera son los árboles de cerezo, de verdad no puedo dejar de tomarles fotos!!

Este año fui a Estocolmo donde se ven hermosos en Kungsträdgården, y a Copenhague donde los encontré por casualidad en Christianshavn.

Y si, a disfrutar todo lo que se pueda del sol mientras está brillando y a disfrutar los árboles de cerezo mientras están en todo su esplendor…. por que el clima es muy bipolar por estos rumbos y hay que aprovechar!

Felices días soleados!

 

Follow:
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *