Las Islas Galapagos

Las Islas Galapagos

“Las islas Galápagos son un archipiélago de islas volcánicas distribuidas en el Océano Pacífico, 906 km al oeste de Ecuador, del que son parte. Las islas son conocidas por su gran número de especies endémicas que fueron estudiadas por Charles Darwin, como parte de sus observaciones y recolecciones que contribuyeron a la creación de la Teoría Darwinista de la evolución por selección natural”

Para llegar a las islas Galápagos tuvimos que llegar primero a Ecuador continental. Veníamos desde Mancora en el norte de Perú a Guayaquil en el sur de Ecuador. Guayaquil parece ser una ciudad muy bonita, con costa y un malecón muy bonito, pero sólo nos quedamos ahí una noche porque al día siguiente nos esperaba Galápagos.

DATOS GENERALES

  • AEROPUERTO 
    Si vienes de algún país fuera de Sudamérica, es probable que llegues aI Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre en Quito. Hay vuelos que van hacia Galápagos desde ahí, pero es más barato desde Guayaquil. El aeropuerto de Guayaquil es el  Aeropuerto Internacional José Joaquín de Olmedo. El aeropuerto  en Galápagos se llama Baltra y está en la isla de Santa Cruz.
  • MONEDA
    Por alguna extraña razón la moneda en Ecuador es el dólar americano desde el 2000, tienen el mismo tipo de cambio y los billetes son los mismos, pero las monedas son diferentes.
  • VUELOS
    Los vuelos a Galápagos no son baratos, nos costó lo mismo el vuelo de Miami a Bolivia, que el de Guayaquil- Galápagos y sólo son 2 horas. Los vuelos generalmente cuestan alrededor de 300 a 500 usd ida y vuelta. Sólo hay 4 vuelos diarios desde Quito y Guayaquil y salen en la mañana, así que debes de planear bien y te sugiero que llegues desde la noche anterior a Ecuador.
  • Extra tip: Asegúrate de llegar al aeropuerto con un poco de  tiempo extra porque tendrás que llenar algunos documentos y tu maleta será escaneada y revisada muy meticulosamente. Esto es porque no quieren que lleves ningún tipo de semillas u organismos que puedan afectar el ecosistema tan frágil de Galápagos.
  • CUOTAS DE ENTRADA Y DOCUMENTOS:
    -Para controlar las personas que van y vienen a Galápagos hay una tarjeta llamada TCT la cual tienes que llenar en el aeropuerto en Ecuador continental. Cuesta 20 dólares y la tienes que entregar al final de tu viaje, así que guárdala en un buen lugar!
    -Todos los turistas que visitan Galapagos deben pagar una cuota de entrada. La cantidad de esta cuota depende de la edad y la nacionalidad del turista. La mayoría de los extranjeros mayores a la edad de 12 años pagan 100 dólares, mientras que los niños pagan 50 dólares. Visitantes de los países de Comunidad Andina y el Mercosur mayores a 12 años pagan 50 dólares y los niños 25 dólares. Los Ecuatorianos mayores de 12 años pagan 6 dólares y los niños 3 dólares. Para algunos esta cuota puede parecer alta, pero es importante mantener en mente que estas cuotas ayudan a proteger estas maravillosas islas.  (información de www.galapagosislands.com)

  • VISAS:
    Ciudadanos de la mayoría de los países no necesitan a visa para visitar a Ecuador hasta 90 días, con algunas notables excepciones como Francia. Esta visa “automática” se llama 12-X. Si planeas quedarte más de 90 días para trabajar por ejemplo, necesitas otro tipo de visa. Siempre es mejor consultar que es lo que aplica en tu caso particular.
  • CUÁNDO IR:
    En realidad nunca es mal momento para visita Galápagos, todo depende de tus intereses y qué es lo que te gustaría ver. Nosotros fuimos en Noviembre y la mayoría de las tiendas de buceo y tours buscaban clientes de último minuto, ósea que era posible hacer ciertos tour aún sin reservar con anticipación. La temporada alta es de a mediados de Junio hasta principios de Septiembre y de mediados de Diciembre a mediados de Enero. En estas temporadas altas es casi imposible encontrar actividades sin reservación previa. Yo te recomiendo investigar un poco acerca de cuales son las mejores temporadas para ver tortugas, pájaros o vida marina.

Galápagos para mi fue muy especial y lo recuerdo por otras razones y no solamente por su belleza. Tomé mis cursos de buceo con doble traje de buzo en Octubre en Suecia (helado) sólo para poder bucear en Galápagos. Muchos buzos consideran estas islas las mejores del mundo para bucear y no se equivocaban, es realmente increíble. También este viaje fue el último en el que resrvamos hoteles “normales” pues fue ahí donde conocimos a Jason, un canadiense que nos introdujo al paraíso de Airbnb. Estos hitos de mi vida serán por siempre asociados con Galápagos jaja.

Llegamos al aeropuerto de Baltra y revisaron nuestras maletas una vez más, incluso después de que en el vuelo pasaron a rociarnos con un tipo de repelente de insectos. Realmente quieren evitar que cualquier elemento extraño ingrese al archipiélago.

Para llegar a Puerto Ayora: 
Una vez que llegas al aeropuerto debes ir a Puerto Ayora, y para hacer eso necesitas tomar 3 pasos: 1.- el shuttle bus gratis desde el aeropuerto que te lleva al canal de Itacamba en 5 minutos donde 2.- debes tomar un ferry que te lleva a través del canal  en donde comenzarás a ver los primeros animales! El ferry cuesta entre 50 centavos a 1 dólar, no recuerdo muy bien, y sólo dura 10 minutos. Una vez que llegar al otro lado necesitarás 3.- un taxi o el autobús que te lleve a Puerto Ayora. Los taxis cuestan alrededor de 15 dólares por viaje, así que puedes hacer nuevos amigos y dividir el costo. También puedes pedirle a tu hotel que te manden a alguien sólo ten en cuenta el precio. si quieres tomar el autobús te costará 2 dólares pero no tienen aire acondicionado, y te dejarán en el centro del puerto. Puerto Ayora no es un pueblo grande por lo que puedes llegar caminando a todos lados, si te crees capaz de hacer esto con todo y maletas, adelante.

Primeras vistas de lo que nos esperaba

Mientras esperábamos el ferry

Después de dejar nuestras maletas, decidimos caminar y explorar el pueblo. Teníamos programado ir a bucear el siguiente día así que necesitábamos ir a la tienda de buceo a medirnos nuestros trajes y llenar ciertos documentos y dejar todo listo para el siguiente día. No lo mencioné antes pero a donde quiera que vayas, empezando desde el aeropuerto de Guayaquil, durante el vuelo, en el aeropuerto de Galápagos, en el hotel, EN TODOS LADOS, puedes ver las reglas para interactuar con los animales. Básicamente no debes acercarte más de 2 metros y ni se te ocurra tocarlos. Yo la verdad no pensé que fuera a ser difícil, pensé que era sentido común, pero cuando comenzamos a caminar por el pueblo nos dimos cuentas que hay animales POR TODOS LADOS. Las iguanas y los cangrejos se atraviesan en tu camino y debes ser cuidadoso de no pisarlos. Si pasas por el puerto cuando los pescadores están intentando vender su pesca del día, podrás ver varios leones marinos y pelicanos robándose lo que puedan, sin importarles la gente al rededor. Es asombroso, y es incluso más asombroso ver que los pescadores no les hacen nada. Si, los animales les están robando su pesca, pero no, no hay nada que puedan hacer al respecto.


.

Después de medirnos nuestros trajes de buzo y dejar todo listo para el día siguiente, nos dimos cuenta que la Estación Científica de Charles Darwin estaba al doblar la esquina, así que fuimos a verla. Esta llena de plantas endémicas y muchos tipos diferentes de tortugas. También tiene una playa pequeña llena de iguanas marinas.

Los días siguientes fueron, mayoritariamente, días de bucear. Yo era nueva en esto de la buceada y todos los lugares a los que fuimos eran fáciles, con la corrientes no tan fuertes y buena visibilidad. No es muy barato bucear en Galápagos debo decir, pero valió mucho la pena. Fue la primera vez que vi tiburones y estaba muy emocionada. Ya se veía muy prometedor desde que en la tienda nos dieron una hoja para contar los tiburones que hayamos visto. Además vimos también muchas especies de peces, una mantarraya grandísima lo cual fue increíble, ha sido la más grande que he visto, y por supuesto pudimos bucear con los perros marinos alías leones marinos. Son tan lindos y curiosos! Los amé.

Mis animales favoritos son los elefantes y las tortugas, así que tenía que ir a una de las reservas para ver tortugas (no hay elefantes en Galápagos jaja) Hay varias agencias de tours que te ofrecen este tipo de tours pero también lo puedes hacer tu independientemente, sólo toma un taxi a tu lugar deseado. Nosotros fuimos a la reserva de El Chato, donde las tortugas andan libres.

Las Islas Galápagos no son islas tropicales, así que no esperes que sean como en el Caribe. La mayoría de la arena en las playas está hecha de corales y conchas, o piedra volcánica y no hay palmeras, así que no vayas con la ilusión de ver eso.

“arena”

Sin embargo, uno de los días fuimos a un lugar llamado Tortuga Bay. Había visto fotos y se veía increíble, con arena blanca y agua muy azul. El lugar perfecto para pasar un día de playa. Esta playa esta tan aislada que te tienes que registrar y cierra a las 6 pm. También tienes que caminar alrededor de  45 minutos, desde el punto de registro, para llegar a la playa, pero vale muchísimo la pena.




El último día completo antes de tomar nuestro vuelo de regreso, tomamos un tour a la isla de Bartolome, la cual se atribuye la mejor vista de Galápagos. Esto te costará algo de energía, por que son muchos escalones y no hay árboles que te protejan, por lo que el sol te pega directamente, pero cuando llegas a la cima y ves la vista, se te olvida todo.

En el mismo tour, fuimos a una playa donde por fin pudimos ver pingüinos!! Y leones marinos e iguanas, pero esos están en todos lados jaja.

Sun bathing

Realmente no quiero alentarte a tomarte una foto como esa última. Los locales me juzgaron mucho y vieron mal por que como puedes ver, no estoy a mínimo 2 metros del león marino, pero había muchos turistas estúpidos (como yo) haciendo eso, y no sé, me influenciaron. Se ve bonito, pero no me gusta romper las reglas cuando estoy en otro país, además ese león marino pudo haberme comido la cara entera, y sólo yo hubiera tenido la culpa de ello.

Y pues así, llegó el momento de regresar a Ecuador continental, donde pasamos una noche en Quito y tomamos nuestro vuelo de regreso a Suecia. Y no pudimos terminar nuestra aventura Sudamericana de mejor manera. Galápagos es un lugar increíble que debería de estar en la “bucket list” de todas las personas.

Nos leemos en el próximo país!

 

Follow:
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *