La Habana, Cuba

La Habana, Cuba

Long Live Free Cuba!

 

 DATOS GENERALES DE CUBA

• AEROPUERTO: El aeropuerto internacional principal es el Aeropuerto Internacional José Martí en La Habana

• MONEDA: Las monedas oficiales en Cuba son el Peso Cubano (la moneda en la que los ciudadanos cubanos se les paga, y que se utiliza para alimentos básicos y productos no de lujo), mientras que el turismo manejar el Peso Cubano Convertible “CUC”.  El peso cubano convertible es igual al dólar americano (1:1). En diciembre del 2013 dijeron que unificarían la moneda y utilizarían el peso cubano que es 25 veces más barato que el CUC, pero 3 años después no ha pasado nada.

• IDIOMA: El idioma oficial en Cuba es el español pero la mayoría de la gente habla inglés además de que la gente involucrada en el turismo habla Alemán, Ruso, Francés y muchos más.

• TARJETAS DE DEBITO Y CREDITO: Yo te recomendaría que, si es posible, cambies la moneda en tu propio país. No hay cajeros automáticos en cada esquina. Yo no pude sacar dinero de mi MasterCard en un cajero, tenía que ir a un Banco, llevar mi pasaporte y todo ese rollo. Deja tu American Express en casa ya que no es aceptada. La tarjeta más aceptada es la VISA.

IMG_0878

First impressions of Havana

Primeras impresiones de La Habana

Me encanta ir a países donde el aspecto cultural es lo que los hace tan especial, y Cuba es uno de los mejores ejemplos de esto.

Si siempre te has preguntado como era la sociedad antes del internet y todas las redes sociales, camina un rato por las calles de La Habana. Es increíble ver a toda la gente en la calle, sin teléfonos, simplemente disfrutando el momento. Puedes ver a los niños jugando futbol en la calle, andando en bicicleta, disfrutando el Malecón, platicando.

Aunque esta puede ser una oportunidad excelente para que disfrutes unas vacaciones sin teléfonos, hay unas cuantas cosas que debes saber antes de que vayas a este espectacular país.

Cuando empecé a planear este viaje, pensé en la opción de una agencia de viajes, pues tienen buenos precios para 1 semana, con hoteles todo incluido y además te ayudan con tu visa. Pero yo quería más de una semana y la mayoría de los itinerarios eran 5 noches en La Habana y 2 noches en Varadero y si quería modificar este itinerario al final terminaba pagando mucho más. Además vi que los vuelos con Interjet saliendo del DF estaban baratos (3,700 pesos vuelo redondo). Así que al final decidí hacer mi propio viaje porque quería pasar más días en la playa y leí que 3 noches en La Habana eran suficientes. Si tu estás pensando utilizar agencia de viajes y te gusta el itinerario y el precio, entonces yo te recomiendo que lo hagas y así te evitas algunos problemas que yo tuve.

Antes que nada, la mayoría de los hoteles en Cuba son propiedad del gobierno, sólo hay un par de cadenas internacionales como Barceló y Melía y son de los pocos que aceptan reservaciones y pagos por adelantado. No sé si sea tradicional o cuidadosa pero yo no tengo ninguna tarjeta de crédito. Una vez tuve una de esas tarjetas de C&A y compré un montón de ropa que no necesitaba y no podía pagar y después se me olvidó pagar y pues una deuda enorme que tardé mucho en pagar. Entonces, decidí nunca tener una tarjeta de crédito. El punto es que para reservar un hotel por internet necesitas una tarjeta de crédito. Sólo pude reservar en el Barceló en Varadero con mi tarjeta de débito. Y encontré uno en La Habana que me dejó (o eso pensé) reservar con mi tarjeta de débito también.

Puedes obtener tu “visa cubana“, que en realidad sólo es un papel que llenas ahí mismo cuando haces check-in en 5 minutos en el aeropuerto de la Ciudad de México y cuesta 250 pesos creo.

Processed with VSCO with g3 preset

Cuando estaba en el aeropuerto de México esperando mi vuelo, recibí un correo del hotel en La Habana 20 minutos antes abordar, diciendo que mi tarjeta había sido rechazada y mi reservación había sido cancelada!

PANICO TOTAL! Mi primera parada era La Habana, y me iba a encontrar con mi novio en el aeropuerto (el estaba viajando desde Suecia) para de ahí irnos juntos al ahora inexistente hotel que yo había reservado. Entonces intenté reservar otro hotel con mi teléfono y el wi-fi del aeropuerto pero fracasé totalmente 🙁 así que sin idea de lo que iba a hacer cuando llegara a Cuba, abordé el avión.

Y pues llegué a La Habana y tenía que esperar 3 horas a que el vuelo de mi novio llegara, así que fui a una de esas oficinas de turismo dentro del aeropuerto para que me ayudaran. Y es ahí cuando me di cuenta en donde estaba, Cuba, un país sin internet! La señora ni siquiera tenía computadora! Y miren que yo soy de uno de los estados más pequeños de México, pero aún así me sorprendió ver eso. La mujer tenía un tipo album de fotos con los diferentes hoteles que podía reservar, y tenía que hablarles por teléfono uno a uno y preguntar si tenían habitaciones disponibles, colgaba y esperaba a que ellos buscaran en su sistema y le regresaran la llamada. Así que estuve ahí por lo menos una hora hasta que por fin pudo reservarme una habitación en hotel muy caro. Hasta el día de hoy no sé si me engañó o no, por que siento que pudo haberme reservado otro hotel más barato, pero lo importante es que pude pagar con mi tarjeta de débito y tenía donde dormir. Al pagar me entregó un voucher que tenía que entregar en la recepción del hotel y dar el nombre de la mujer que me atendió. A mi me pareció un poco informal y no tan seguro pero supongo que son honestos y no tratan de joder a los turistas porque no tuvimos ningún problema en el hotel.

IMG_0847

El hotel que la mujer nos reservó fue el Hotel Tryp Habana Libre que érase una vez era el Habana Hilton y tiene mucha historia ya que fue el cuartel general de Castro por 3 meses en 1959. Además nuestro cuarto estaba en el piso 22 de 25 y teníamos una vista increíble de la zona de Vedado hasta el Malecón. Así que no me quejo, valió cada CUC.

View from our room at the Hotel Tryp Habana Libre

La vista desde nuestra habitación en el Tryp Habana Libre

Puedes disfrutar tus días en La Habana como gustes pues tiene muchas cosas que puedes hacer y ver y realmente algo para cada tipo de viajero. Nosotros caminamos bastante para poder ver los edificios y las casas y no sólo el lado turístico. Un día nos perdimos un poco y un hombre cubano llamado Alberto nos empezó a hablar y darnos direcciones y al final nos llevó a un lugar lleno de arte hecho con materiales reciclados. He estado en Marruecos y Tailandia y sé que si alguien te dice que lo sigas generalmente tienen segundas intenciones y es para estafarte, pero si Alberto tenía segundas intenciones nunca las mostró. Era muy amable y simpático y nos platicó muchas cosas de la vida diaria en Cuba, incluso nos regaló pesos cubanos con El Che y José Martí en el billete pues dijo que eran buenos souvenirs. Ósea que si era un estafador, fue el estafador más lindo que he conocido. Sólo le compramos una bebida mientras nos sentamos en un café y cuando nos despedimos mi novio intentó darle dinero pero no lo aceptó y sólo quiso tomarse una foto con el, pues dijo que era la única manera que podía viajar a Suecia. Un poco triste 🙁

Mattias and Alberto

Mattias and Alberto

Este lugar que visitamos con Alberto se llama El Callejón de Hammel y esta lleno de arte afro-cubano y en ciertos días tienen presentaciones de música y danza afro-cubana. Muy padre, pero si no tienes días extras y no te pierdes y te encuentras a un Alberto como nosotros, entonces no es algo imperdible. 

Hammel Alley

El callejón de Hammel

IMG_0857

Lo que si no te puedes perder, aunque sea algo 100% turístico, es hacer un tour en uno de eso padrísimos coches clásicos! En serio es increíble, y puedes ver gran parte de la ciudad desde la comodidad de tu padrísimo coche (rosa) convertible 😉 En la parte de la Vieja Habana hay muchos coches de muchos colores y puedes escoger el que gustes y el chofer es el guía y te dice muchas cosas interesantes.

Processed with VSCO with c1 preset

Plaza de La Revolucion

Plaza de La Revolución

IMG_0884

A mi me encanta la salsa, y en una de nuestras noches decidimos ir a uno de los muchos shows que se ofrecen cada noche en La Habana. Este estaba promocionado como el Buena Vista Social Club por que algunos de los cantantes fueron parte de este popular grupo durante los 50’s y 60’s. Este show fue en un lugar llamado El Guajirito e incluía comida y bebidas (no muy buenas, pero comibles). El show estuvo muy bueno, tocaron todas las canciones más populares incluyendo “Carnaval” de Celia Cruz e interactuaban mucho con la audiencia. A veces veo videos de ellos en YouTube para acordarme de lo bien que me la pasé.

Algo gracioso, cuando salimos de ese lugar paramos un taxi en la calle y era este precioso coche clásico blanco, y estábamos emocionados por que no estaba caro, pero después de 5 minutos se descompuso enfrente de un semáforo jaja, el chofer trató de empujarlo con nosotros adentro y estaba riéndose diciendo que estábamos experimentando la verdadera Cuba. Al final se dio por vencido por que no prendía y le habló a un amigo para que nos llevara en su coche. Me encantó jaja.

Otra cosa que quería experimentar era la experiencia cercana a la muerte de subirme a un Coco-Taxi. Es igual de inseguro y emocionante como el Tuk-Tuk en Tailandia así que necesitaba hacerlo. Pues fue más loco y espantoso de lo que pensé jaja. Al subirme al chofer le dije que no nos matara y se rió y me lo prometió, pero yo creo que se le olvidó a la mitad del camino. Mi novio estaba muuuy asustado! Ooops!

I survived!

Sobreviví al Coco Taxi!

Conseguimos el translado barato a Varadero que esta como a dos horas y media de La Habana. Era este tipo de combi con más personas. Cuando ya estaba adentro de la camioneta lista para irnos, me di cuenta que no tenía mi teléfono. Lo había dejado cargando en el cuarto. Ahora es un buen momento para decirles que el hotel no había sido renovado en mucho tiempo, de 8 elevadores sólo 2 servían y era dolorosamente lentos. Esperé por el elevador para ir a mi cuarto en el piso 22 unos 10 minutos y nunca llegó, entonces decidí usar las escaleras jaja, si ya sé, ríanse, no sé qué estaba pensando. Obviamente sólo llegué al piso 8 muriéndome jaja y esperé el elevador ahí. Me tomó media hora recuperar mi teléfono porque también tuve que esperar el elevador de regreso. Todos en la camioneta me querían matar y ni siquiera me voltearon a ve cuando me disculpé. Pues bueno, la moraleja de la historia es que no olvides tu celular en el piso número 22 en un hotel con elevadores chafas. 

Processed with VSCO with c1 preset

Hasta la victoria siempre!Hasta la victoria siempre!

Follow:
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *